"Un hombre endeudado es hasta ahora un esclavo" - Ralph Waldo Emerson

25 de junio de 2008

¿Cultura Financiera o simple Publicidad?

Siendo el tema de cultura financiera en México (la falta de esta) un asunto hasta delicado que podría ser otro factor que afecta la capacidad del sistema financiero de dar un servicio más EFICIENTE y TRANSPARENTE al público usuario de sus productos y servicios, aunque tal vez podría haber diferencias de opinión entre el lector y su servidor respecto al papel que juegan (¿O deberían jugar?) los medios informativos que cubren y analizan la información proveniente del sistema financiero, la protagonista de este video, favorece la idea de que a los niños se les de una tarjeta de crédito pero "reprueba" a la vez que sean catalogados como "consumidores compulsivos".

Creo que este comentario no sería malo si la situación económica en nuestro País fuese otra y especialmente si el salario y por ende el poder adquisitivo fuese de "primer mundo" lo que según el Dr. Guillermo Ortiz Martínez en su carácter de Gobernador del Banco de México, no será así ya que ante el aumento de precios por los factores predominantemente internacionales ya conocidos, la prioridad del Banco Central seguirá siendo el control de la inflación "cueste lo que cueste" lo que por supuesto implica limitaciones al aumento del salario y por ende del poder adquisitivo.

¿Qué haría el padre de un niño si este satura su tarjeta de crédito y la lleva a cartera vencida? ¿Es esto cultura financiera o simple publicidad?

2 comentarios:

LCP Rafael Ballester Izaguirre dijo...

El tema es sin lugar a dudas controvertido y lamento disentir de la opinión del Lic. Mario Pérez L., ya que de acuerdo a mi punto de vista sería beneficioso siempre y cuendo exista una visión clara por parte de los padres, es decir aún recuerdo aquellos tiempo en los que siendo aún muy joven obtuve mi primer Invermático de banamex, una cuenta de débito-ahorro diseñada para los jóvenes y que en su oportunidad para mi fué una opción muy viable para ahorrar para lo que pudiese necesitar, aproximadamente cada semana mis padres hacían un pequeño depósito en relación al trabajo que yo prestaba en la factoría de mi padre o los favores (pagados), que le hacía a mi madre, eso generó en mi una cultura laboral desde muy pequeño, mi padre y mi madre se encargaron de enseñarme la importancia del trabajo y el valor del dinero, aprendí en ese entonces que para gastar primero había que ganar el dinero y la lección fué en aprender también a gastar pues eso es todo lo que tenía, casualmente y como lo indica el video fué mi mayor interes ahorrar que gastar, incluso a la fecha actual tengo una cuenta donde voy almacenando mis excedentes, tal vez ustedes se rían, pero hago depósitos desde $200.- cada vez que puedo y una vez al mes un depósito de $500.- como mínimo, y se sorprenderían a lo largo del tiempo lo que se puede lograr, la idea del ahorro es fantástica, pero el verdaero problema aunque exista una cultura juvenil del ahorro y aún a mis entrados 30's que los bancos, al menos en las cuentas que no cobran comisiones no dán ningún premio que al menos supere la inflación y un pequeño premio, en términos generales los intereses al ahorro que dan los bancos son una verdadera burla -cuando los dán-, aún las inversiones a plazo son una burla para quien pretende ahorrar algo de dinero.
Dejo el tema en el tintero pero los metales si que són negocio, recuerdo hace un par de años o tres que compre onzas plata libertad, que en su momento me costaron $95 c/u y ahora están casi en $200.- una ganacia de más del 100%, pero no todos tenemos una caja fuerte en casa, si tan sólo existieran cuentas de ahorro que se cifraran en plata, verímos mejores rendimientos que en las cuentas de ahorro y dejaríamos a los bancos el lío de su almacenaje, eso finalmente son reservas para el país en plata, no entiendo como un país tan rico en plata como el nuestro no la usa y falta de interes de los bancos y de banxico, en promocionarlo, por dar los menores rendimientos o casi ninguno y cobrar fabulosas comisiones. Siempre nos quejamos de la situación de nuestro país, y ahora de la inflación, sin señalar a Mario, pero nadie se preocupa por ahorrar.
Por otra parte las tarjetas de credito para menores ese si que es un tema que podría resultar preocupante sin la adecuada asesoría al menor, aunque no es tan descabellado, por ejemplo la tarjeta mini que algunos bancos tiene otro numero y se le asigna un presupuesto por parte del titular, un padre responsable podría controlar cuanto gasta y en que su hijo, cuando éste adquiera la experiencia suficiente y la madurez financiera respectiva se le podría dar la libertad, no olvidemos que a los jóvenes hay que darles confiarles su libertad y si la pierden será por sus errores, el jóven también gasta y gasta mucho en éste país.
Si las tarjetas de crédito en tarjetas mini, por citar un ejemplo, bien fondeadas y hasta con el respaldo de una cuenta de ahorro, por decir el plata serían una excelente garantía y obviamente sus créditos serían pequeños.
El tema de la tarjeta de crédito actualmente es un pingüe negocio para los bancos, si uno no se sabe administrar se lo carga la trampa, trampa de tasas de más del 50% que cobra bancomer y más del 35% que cobran otros bancos que en términos del CAT, resulta mucho más caro si lo vamos a ver bien, primero resolver el problema de las altas tasas de las tarjetas de crédito, los buenos rendimientos al ahorro y después vemos si se le da una tarjeta de crédito a un menor.
Tengo más de un enfermo en casa y las medicinas son carísimas, en muchas ocasiones los ingresos no nos alcanzan y tenemos que hechar mno de las tarjetas de crédito y cada vez van más para arriba, no obstante que la situación está mas o menos bajo control y no tenemos ni un pago atrasado, ya sólo utilizamos las tarjetas además de eso, para la adquisición de bienes con tasa cero, nos organizamos planeamos si está dentro de nuestro presupuesto y entonces si compramos con tasa cero, eso nos resulta cómodo y sabemos que en el fondo pagamos un sobreprecio, pero para ello indagamos el mejor precio con tasa cero, y de hecho resultan pocas ese tipo de compras.
Otro problema es que México es tan buen negocio por que de cualquier negocio grande se puede hacer una fortuna dígase los bancos y las farmacias, insumos prácticamente indispensables y cada marca/banco cobra lo que quiere por su producto y todavía tienen el descaro de decir que sus precios y sus tasas son variables.
no me gusta citar ejemplos de otros países por que se me hace malinchismo, pero se que hay países, en particular una isla que todo se maneja con tarjetas de débito, pero ya sabemos economías sanas es otro tema.
Y... que tal si un banco en logar de imponer una tasa del 50% a diez clientes de los cueles la tasa de incobrabilidad será del 40%, tuviera 20 clientes dispuestos a pagar una tasa del 26%, su tsa de incobrabilidad disminuiría por lo menos en un 50%, es mejor vender mucho aunque en cada uno se gane poco, principio del consumismo, que vender muchos creditos y recuperar en años sólo el 60%.
He escuchado en programas que una deuda de 20,000.- actualmente uno tarda en pagarla de 10 a 15 años por decir lo menos, por eso los mensajes de la condusef en nuestros estados de cuenta donde se nos invita a pagar más del mínimo, que es mínimo por que si no, no lo podríamos pagar.
Bueno, creo que éste es el final de mi cometario, con gusto y el pesar de tenerlos leyendo 15 minutos, gracias

Mario Pérez López dijo...

Rafael,

Agradezco en primer lugar tu detallada colaboración de la que creo pertinente rescatar dos hechos relevantes:

Has sido muy afortunado al tener a tus padres preocupándose por fomentar en tí el hábito de ahorro (yo también tuve una Invermático) lo que por supuesto con el paso del tiempo, crea de hecho una cultura no sólo del trabajo sino una cultura financiera que es precisamente la que falta en estos momentos a muchas familias en México.

Veo como el meollo de este problema el que al carecer un padre y una madre del tiempo y del conocimiento para enseñar a sus hijos el hábito del ahorro ante el hecho de que muy probablemente estén ocupados trabajando, manteniéndolos con salarios problablemente raquíticos, vigilando que hagan sus tareas y que estos ayuden en el hogar, tengan la paciencia, energía y el CONOCIMIENTO para enseñarles a ahorrar y a gastar el dinero.

Al manejar por otro lado tus opciones de ahorro e inversión, has tocado atinadamente la necesidad de que esa cultura financiera se dirija también hacia la DIVERSIFICACION de alternativas de inversión como la de los metales amonedados.

Aunque tal vez los bancos tengan opciones de ahorro para niños y jóvenes a través de tarjetas diseñadas hacia sus necesidades específicas, precisamente para evitar que caigan en la tentación del consumismo que en mi opinión los MISMOS bancos crean a través de la televisión vía publicidad basura, TAMBIEN necesitan de la supervisión de sus padres para educarlos no sólo en que sean responsables con el manejo de sus tarjetas sino que también sean compradores responsables.

Aunque como también comentas podamos estar en desacuerdo, es precisamente por esta muy sana diferencia de puntos de vista en que podríamos (si nos proponemos) esbozar alguna idea viable que nos permita ayudar a los nuestros a ser individuos conocedores y responsables en cuanto al manejo de las opciones de ahorro, inversión y GASTO que los bancos ofrecen al público en nuestro País.

Agradezco tu opinión en todo lo que vale; te invito a que así sigamos dialogando.

Cordiales saludos.